En estos momentos he terminado y estoy revisando mi primer libro como autor (aparte del Diccionario Masónico), que se titulará “El Origen de los Grados Masónicos”. Conforme me iba acercando al final me iba dando cuenta de que había un asunto que no había podido resolver: estaba claro que en Escocia la implantación de la leyenda de Hiram Abiff tal y como la conocemos hoy en día fue muy lenta y provocó cierta oposición. Hay diversas muestras de Masonería escocesa creadas al margen de la leyenda de Hiram Abiff (Real Orden de Escocia, Arco Real, Palabra de Masón, Antiguos Deberes, etc.).

Sin embargo, en Irlanda y entre sus homólogos ingleses, los Antiguos, a pesar de la diferente concepción de la Masonería, los rituales de influencia irlandesa (Tres Golpes Distintivos y el Ritual de Bristol) se parecían sospechosamente al de los Modernos. Como suele ser habitual en la Masonería irlandesa, la documentación brilla por su ausencia. En vista de que estaba atrapado en un callejón sin salida, telefoneé a Joaquim Villalta, quien había publicado en su blog diversas entradas sobre la Palabra de Masón. Podéis acceder al blog de Joaquim clicando sobre la ventana:

Joaquim (¡Señor, qué bien relacionado que está este hombre!) lo que hizo fue facilitarme el contacto con uno de los masonólogos más grandes de la actualidad, y por el que ambos profesamos auténtica devoción: el francés Patrick Négrier. Para los que leáis francés os recomiendo vivamente sus libros, pues después veréis la Masonería con una perspectiva mucho más rica.

Masoneria
Patrick Négrier


Masoneria

He creído conveniente darle publicidad a la carta que Patrick Négrier me envió, porque seguramente no se haya publicado en España una explicación tan buena de las particularidades de la leyenda de Hiram Abiff en el ritual de los Antiguos. No vamos a comentar la carta; sencillamente la exponemos como material sobre el que trabajar. Es sencillamente magistral.





Querido Patrick Négrier:
Hace algunas semanas telefoneé al
Hermano Joaquim Villalta para consultarle una duda que tenía respecto a la
introducción en Irlanda de la nueva leyenda de Hiram Abiff creada en Londres
por los Modernos. Muy amablemente me dio su dirección de e-mail, considerando
que usted podría ilustrarme, de modo que le estaría muy agradecido si pudiese
aclararme esta cuestión.
En Escocia está claro que la
introducción de la leyenda de Hiram Abiff fue lenta y no sin dificultades. Bob
Cooper, Curador de la Gran Logia de Escocia, ya comentaba la mala aceptación
que esta leyenda tuvo entre los operativos, no siendo aceptada con facilidad
salvo entre las logias que tenían mayoría de miembros especulativos. Cooper ha
comentado también cómo se dio protagonismo al grado de la Marca, ya existente,
como forma de otorgar prelación a los operativos sobre los especulativos, con
el fin de endulzar la introducción de un nuevo sistema y de una Gran Logia que
los operativos consideraban totalmente superfluos. Incluso en el grado 14º del
R.E.A.A. (redactado hacia 1760) todavía puede apreciarse que el autor apenas
conocía la nueva leyenda de Hiram Abiff. En resumen, la introducción de la
leyenda de Hiram Abiff, tal y como fue concebida por los Modernos, tuvo una
lenta introducción en Escocia.
Ahora bien, ¿cómo se introdujo esta
leyenda en Irlanda y entre los Antiguos? Los rituales del Arco Real irlandés
muestran una tradición noaquita, pero la falta de documentación es total. Las
dos referencias de que disonemos, Three
Distinct Knocks
y el Ritual de Bristol, nos muestran rituales muy parecidos
a los de los Modernos. Incluso las diferencias, naturalmente inevitables a
causa de la práctica con el transcurso del tiempo, nos hacen suponer que el
ritual de los Antiguos es en realidad el de los Modernos desde el primer
momento de su introducción. En realidad, no es posible saber si los irlandeses
y los Antiguos comenzaron a emplear rápidamente el ritual de los Modernos o si
la falta de documentación oculta una transición basada en otras leyendas, o a
partir de la Palabra de Masón, hacia la actual de Hiram Abiff en el Tercer
Grado. Aparentemente todos los registros anteriores a 1760, y todas las actas
anteriores a 1780, han desaparecido. Ni siquiera Philip Crossle parece hace
referencia alguna a esta cuestión.
La masonería irlandesa es un buen
ejemplo de la masonería considerada Antigua; pero a pesar de la importancia de
su Arco Real, y en lo concerniente a los tres primeros grados, es una masonería
antigua aparentemente construida sobre el ritual de los Modernos. Soy
consciente de que es muy difícil pronunciarse sobre este tema; no obstante, le
estaría muy agradecido si usted pudiese comentarme su opinión al respecto.
Dans l’attente de
votre réponse je vous prie d’agréer mes salutations distinguées.

NOTA: TDK = Three Distinct Knocks.

La lectura de TDK muestra que este
catecismo simbólico se inscribe directamente en la tradición de la Palabra de
Masón, aunque omite algunos elementos. Además, es preciso señalar que contiene
algunas novedades:
1.- La presencia de plegarias es un
préstamo de los Antiguos Deberes, los cuales contenían una plegaria a la
Trinidad, mientras que los rituales de la Palabra de Masón no contenían
plegaria alguna.
2. La evocación de los «cinco sentidos»
muestra que los redactores de TDK realizaron un trabajo de hermenéutica
intentando explicar el número 5, el cual en los rituales anteriores no había
sido comentado de manera satisfactoria.
3. La mención a las «siete artes
liberales», con especial énfasis en la Geometría, es un préstamo de los
Antiguos Deberes.
4. TDK retoma la figura anterior de los
tres pilares «Sabiduría, Fuerza y Belleza», sin darse cuenta de que este
ternario resulta de una corrupción: la traducción errónea de los nombres de las
dos columnas J y B por «Bello» y «Fuerza», cuando significan «Con fuerza» y «establecerá»,
significa que TDK se inscribe en el molde de una forma tardía de la Palabra de
Masón.
5. Toma prestados elementos del estado
anterior de la leyenda anterior de Hiram Abiff pero sin comprenderlos (la
muerte de Hiram por tres asesinos era una alegoría del asesinato de Jesús de
Nazaret por el gran sacerdote judío Caifás, el rey Herodes de Galilea y el gobernador
romano de Judea Poncio Pilatos (el nombre elegido para el broncista del templo
de Salomón, Hiram, se explica por el hecho de que, en sus Constituciones de
1723, James Anderson había calificado a Jesús de Nazaret como «Gran Arquitecto
de la Iglesia». Por ejemplo, menciona, al igual que Masonry Dissected (de 1730) a «quince hermanos»; pero estos «quince
hermanos» ya no son, como antes, los que encontraron y volvieron a inhumar el
cuerpo de Hiram (los once apóstoles de Jesús y las cuatro santas mujeres de
los Evangelios); en lo sucesivo son quince obreros entre los que se encuentran
los tres asesinos de Hiram, señal de que los redactores de TDK ya no comprendían
el simbolismo crístico de la leyenda de Hiram.
6. Da a los tres asesinos de Hiram los
nombres de Jubela, Jubelo y Jubelum, que son una invención de TDK, si bien son
un préstamo de los nombres de los tres hijos de Lamek (Gen. 4, 20-22) que ya
aparecían mencionados en los Antiguos Deberes. En hebreo estos tres nombres se
transcriben Yaval, Youval y Tubal(Caín).

7. Menciona a las logias francesas,
señal de que es preciso leer TDK tras los textos importantes que le han
precedido, a saber: Masonry Dissected de Samuel Prichard (1730), L’Ordre des
francs-maçons trahi
de Gabriel-Louis Perau (1745), Le Sceau Rompu (1745) y le Maçon
démasqué
de Thom Wolson (1751). Todos estos textos se encuentran en internet y
es útil leerlos para datar la aparición de las palabras Shibboleth y Tubalcaín,
mencionadas en TDK. Menciono a este respecto que Tubalcaín era uno de los
cuatro hijos de Lamek (mencionado en los Antiguos Deberes).



8. TDK innova al introducir el castigo
de los tres asesinos de Hiram, mientras que los Evangelios no evocaban el
castigo de los tres causantes de la muerte de Jesús, del mismo modo que la
Masonería anterior tampoco consideraba el castigo de los tres asesinos de
Hiram, confirmación del hecho de que ya no comprendían la alegoría crística de
la leyenda masónica de Hiram.

9. El cuerpo de Hiram es descubierto por
«doce» hermanos en lugar de los «quince» de Masonry
Dissected
en 1730.
10. Su versión de la palabra M.B. se
inscribe en la tradición anterior de deformaciones de la auténtica palabra de
Maestro, que era originalmente «Marrow bone», forma  que venía dada por dos catecismos anteriores
de la Palabra de Masón (Toutes les institutions des francs-maçons ouvertes, de
1725, y el manuscrito Graham, de 1726), pero que se desfiguró, ya que esta
palabra era murmurada al oído por masones que la entendían mal y por consiguiente
la repetían mal. Comento, de paso, que «Marrow bone» era una alusión al tratado
de teología calvinista The Marrow of modern divinity (La esencia de la teología
moderna), de Edward Fisher (1645).
11. Respecto a la versión de la leyenda
de Hiram presentada en TDK, yo diría que en 1760 los redactores de este ritual
ya no comprendían el simbolismo original, crístico, de la leyenda masónica de
Hiram Abiff, sino que intentaban reproducir el ritual tan fielmente como podían
mientras que, sin embargo, incorporaban aportaciones que naturalmente nada
jutificaba.
En el breve análisis anterior he
mencionado tres préstamos de los Antiguos Deberes que confirman que TDK eran
sin duda un ritual de los Antiguos de Laurence Dermott que fueron iniciados en
el Rito Inglés tal y como aparece en Masonry
Dissected
de 1730, aunque también conocían igualmente la Masonería francesa
(tal y como el ritual afirma explícitamente). El nombre de Antiguos se explica:
Dermott quería reintroducir la tradición de los Antiguos Deberes en el rito de
la Palabra de Masón, de modo que su obediencia pudiese llamarse así
«Neo-Antiguos».
Bonne journée cher Alberto Moreno.
Avec mes meilleurs sentiments,

Patrick Négrier








Masoneria
Laurence Dermott, alma mater de los Antiguos.


Fuente



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

SUSCRIBETE

Gracias por suscribirte.