Los verdaderos conceptos de Libertad y Orden en el ordenamiento social moderno

Con un sentido doctrinario es sumamente interesante insertar al comienzo de este trabajo, cuales son los verdaderos conceptos de libertad y orden. La estructura mental del moderno ciudadano, es de características muy peculiares, pero no por ello se encuentra muy alejada de las generalidades de lo que corresponde a libertad y orden.

La Masonería, no puede estar ajena, por su propia filosofía y por su esencia a lo que es la libertad y el orden, por la sencilla razón de que ambas cosas son fundamentalmente el sostén de la Institución como tal.

Tal vez, no desarrollemos este tema con el apoyo jurídico que avalan su funcionamiento, pero si, creo que sabrán valorar la síntesis filosófica que inserto a continuación como desarrollo del tema.

Al hablar de los verdaderos conceptos de libertad y orden para el Masón, a veces creemos que existe una filosofía específica, pero no es así, sino que sabiamente la Orden, ha bebido en las fuentes de las más diversas filosofías para tener su propio perfil de los dos conceptos. El concepto de libertad, pone en disputa dos sistemas opuestos de la naturaleza: mecanicismo y dinamismo.

El dinamismo, parte de la idea de actividad voluntaria, suministrada por la conciencia, y llega a la representación de la inercia vaciando poco a poco esta idea, concibe pues sin dificultad, de un lado una fuerza libre, y de otro, una materia gobernada por leyes.

El mecanicismo, sigue la marcha inversa, los materiales con lo que opera la síntesis, los supone regidos por leyes necesarias, y aunque se aboque a combinaciones cada vez más ricas, cada vez, más difíciles de prever, cada vez más contingentes en apariencia, no sale del círculo estrecho de la necesidad, en el que se había encerrado primeramente.

Profundizando en estas dos concepciones de la naturaleza, se vería que implican dos hipótesis bastante diferentes sobre las relaciones de la ley, con el hecho que rige.

Si levantamos más la mira, observamos que el dinamismo cree percibir hechos que se substraen más a los vínculos de las leyes; erige pues el hecho, en realidad absoluto, y la ley, en expresión, más o menos simbólica, de esta realidad.

Por el contrario, el mecanicismo, discierne en el seno del hecho particular, un cierto número de leyes, de las que él, constituiría en cierto modo, el punto de intercesión; esta es la ley que pasaría a ser, en esta hipótesis, la realidad fundamental. Luego de este presentación, nosotros deberíamos acercarnos a la esencia de este trabajo.

Al deslizar el primer concepto y definirlo en las dos partes principales que creo ver, debemos acercarnos a lo que en sí mismo encierra para nuestra Institución el concepto de libertad.

En toda pregunta, el sujeto, en algún sentido, condición de la manera de preguntar, y de la forma de la respuesta objetiva; pero, en la pregunta por la libertad, y más tratándose del concepto verdadero que se aplica en masonería, no es ya la institución la que pregunta sino es el verdadero ser en sí mismo en su posibilidad el que pregunta y responde a la vez.

Así, pues, si pregunto si la libertad existe, la pregunta se convierte en acción mía, de si, y como me aprehendo o me abandono dejándome ir, no busco en torno mío, para ver si se me presenta la libertad en alguna parte del mundo. Tal vez algunos filósofos, creyendo tener la respuesta óptima emitían un simple concepto, decían, y algunos dicen aún en el día de hoy.

 

Fraternus

 

 

Fuente



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

SUSCRIBETE

Gracias por suscribirte.